Nosotros

Proyecto Miren

AQUÍ SE HABLA Baja Visión

… desde hace 28 otoños, 28 inviernos, 28 primaveras y 28 veranos (también en verano, cuando muchos profesionales aprovechan para formarse con nosotras)…

…cada día en nuestros dos centros ubicados en Venezuela, uno en Caracas (donde te atiende Belkis León) y el otro en San Cristóbal, la capital del estado Táchira, en el que encuentras a Ninoska Contreras.

Proyecto Miren nace para dar una asistir a personas que tienen la condición de Baja Visión (BV): pacientes infantiles y adultos.

Y de manera natural, surge la necesidad de mantenerse al día con los últimos adelantos de la ciencia y formar a nuevos profesionales para que entre todos vayamos desarrollando el área de Baja Visión.

¿Cuándo y cómo comenzó todo?

1994 fue el año que nos marcó y cambió nuestras vidas.

Ninoska y yo conocimos en Madrid (España), en una formación intensiva especializada en Baja Visión que impartió la O.N.C.E ese año (y que nos pagábamos los asistentes durante los dos años posteriores). Su propuesta se hacía bajo un modelo multidisciplinar: tenía que ir un oftalmólogo, un optometrista y un terapeuta.

De hecho, fue uno de nuestros maestros españoles quien apostó porque uniéramos nuestras especialidades para la atención y asistencia a pacientes con Baja Visión en LATAM.

Ángel Barañano (Centro de Baja Visión de Ángel Barañano, España: https://baja-vision.org/), un referente mundial en la especialidad, nos lo propuso durante unas Jornadas de Optometría que Ninoska organizó y a las que lo había invitado. Fue tan perseverante al mentorizarnos vía correo electrónico desde Madrid, que finalmente logró el objetivo.

Así nació Proyecto Miren en el año 2000.

¿Qué vas a encontrar en
Proyecto Miren?

En nuestra consulta, averiguarás cuál es la mejor zona visual que aún conservas para que aproveches al máximo las capacidades visuales que aún mantienes, y podrás conseguir ayudas especiales para realizar las actividades en tu día a día.

Y así puedas pasear por las calles de tu ciudad con la confianza de saber dónde te encuentras, vuelvas a leer tus libros favoritos o disfrutes de los programas de televisión que acostumbrabas a ver.

Si eres un papá o mamá de un bebé o niño en edad escolar, tendrás la guía y acompañamiento necesarios en el proceso de aprender a ver con la condición de Baja Visión de vuestro hijo y las herramientas necesarias para que alcancen todo su potencial con el remanente visual que mantienen. Para que por fin sientas la tranquilidad de saber que hay un futuro posible para él.

Y desde 2017, si eres un profesional de la visión con la inquietud de poder ofrecer una opción real a tus pacientes con la condición de Baja Visión, en Proyecto Miren tienes formaciones muy completas, breves y útiles que, si las aplicas, te harán el día a día en tu centro de trabajo mucho más fácil.